Simulador

TIC-TAC: Tu tiempo vale

 

CONTEXTO

México es rico por su cultura, y sus tradiciones, estados como Oaxaca son representativos por su artesanía. Nos enorgullecen sus colores, las cestas tejidas a mano con palma, los alebrijes, los huipiles teñidos con tintes naturales, los rebozos de seda y los tapetes de telar de pedal. Sin embargo, las manos que fabrican estos productos, las de nuestros artesanos, viven al día. Años o siglos de tradiciones, para dar a luz piezas únicas después de días o meses de trabajo. 

 

Tradiciones que peligran, si no pueden tener una vida digna a través de estos maravillosos oficios. Ya que el segmento artesanal, no cuenta con un sistema de costeo formal para sus productos, provocando que su misma actividad no sea rentable. Teniendo el riesgo de vender por debajo de su costo real, sin siquiera saberlo. El Centro de Diseño de Oaxaca (CDO) nos planteó el reto de traducir y compartir este conocimiento para que cada taller pudiera costear sus propios productos.

 

Simulador TIC-TAC : Tu tiempo val

Un problema de diseño estratégico, en donde a través del pensamiento que tenemos como diseñadores, debíamos resolver: ¿Cómo podemos generar un sistema para compartir los principios básicos de costeo de un producto artesanal y aterrizarlo a su propio método de costeo?

 

ALCANCE

El alcance del proyecto no fue únicamente diseñar una manera de comunicar estos conceptos y capacitar a los usuarios de acuerdo a las características de su contexto. Sino un acompañamiento durante el proceso, hasta aterrizar estos conceptos a su contexto real, con un modelo propio para uno de sus productos.

 

­­USUARIOS

El proceso de diseño comienza entendiendo las características de nuestros usuarios, para a través de esta empatía lograr configurar una solución que ellos puedan aplicar. En nuestro caso más del 55% de los participantes no contaban con la primaria terminada, y la mayoría hablaban mejor Zapoteco que Español. Previo al diseño se realizó un análisis del contexto. (Imagen 2 anexa).­

 

 

 

CONCEPTO

No hay mejor manera de aprender que jugando. En el juego, no hay temor al error, no se expone una persona cuando se equivoca. Al jugar en equipo, los participantes que tienen un mayor conocimiento pueden apoyar a los otros. Sabíamos que uno de los puntos que nunca se costeaba era el tiempo que los mismos artesanos dedicaban a producir. Así surge el concepto “Simulador TIC-TAC: Tu tiempo vale”. No solamente haciendo referencia a que ¡Su tiempo vale!, sino al valor de la historia que ha pasado por generaciones.

 

PROCESOS

El sistema completo consiste en 1 simulador de 3 fases, en cada fase se va comprendiendo la relevancia de los puntos a tomar en cuenta. Y se toman decisiones diferentes. Posteriormente al juego, existe una etapa de 1 mes, de recolección de información. Para cerrar con una asesoría personalizada por taller, en donde con su información, se bajan los conceptos a su realidad y se costea uno de sus productos. Proceso que después pueden replicar.

 

 

APORTACIÓN

Aunque este proyecto comenzó como una necesidad planteada por el CDO, ha sido un proceso que se ha replicado otras 2 veces con otras instituciones: Fundación de Oaxaca y T.E.P.E. Todos Estamos Por Una Esperanza. Atendiendo un total de 17 talleres, de los cuáles 9 terminaron el proceso completo.

 

De estos 9 que terminaron el proceso completo, únicamente 2 productos resultaron con un precio mayor al costo de producción. Los otros 7 talleres están en proceso de realizar alguno de los siguientes cambios:

 

Cambio en el diseño del producto: Al entender cuál de los elementos es el más costoso, se puede diseñar en torno a esa información. Por ejemplo, un taller decidió elaborar blusas con una menor cantidad de bordado en telar, para salir en costos. Sin perder calidad del trabajo o de la materia prima, y generando modelos más modernos.

 

Tomar en cuenta la mano de obra como un costo: La mayoría no consideraban su tiempo en el costo del producto. Únicamente consideraban los gastos de materiales. O incluso si ellos mismos no realizaran la actividad, ya lo tendrían contemplado.

 

Tomar en cuenta gastos indirectos del taller: Ahora ya se tiene una partida para cambio de herramientas, mantenimiento de maquinarias, o bien, distinguir cuánto de los gastos son del taller y cuántos de sus casas.

 

Todo el tiempo cuenta: No importa si es de traslados, o buscando el material adecuado, ahora se es consciente de que se debe incluir en sus gastos.

 

gira para una

mejor experiencia

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS A LA JABONERA CENTRO DE DISEÑO

SÍGUENOS: